Acciones, Entretenimiento, Marcas

Sexo, pasión y contenido.


Dentro del London Film Festival, la consultora británica Brand-e.biz convocó a agencias, productoras y marcas al forum BRANDS on FILM. El objetivo era compartir experiencias en las que las marcas han producido contenido audiovisual más allá del tradicional mecenazgo.

Son contadas las ocasiones en las que las marcas se han embarcado en proyectos en los que se requería su implicación en el contenido y no sólo en la producción. Las que se han atrevido han cumplido objetivos obtenido resultados creativos y publicitarios notables. Pienso en The Hire de BMW, Life on Board y la Ruta V50 de VOLVO, la serie de películas realizadas para Parallel Lines de PHILIPS o la más reciente asociación de LG in Ridley Scott en Life in a Day.

Pero no sólo son las grandes marcas las que se benefician de estas sinérgias, también las pequeñas lo hacen. Es el caso del motel taiwanes, WEGO, buscando reforzar su posicionamiento de “luxury love motel”, ha combinando sin tapujos sexo, amor, pasión y cine. Con una inversión cercana a los 400.000 dólares, WEGO, produjo tres atractivas historias con un resultado estético y creativo excepcional. Cada una gira entorno a un detalle del motel: “SOAP” es una historia de infidelidad con final inesperado. En “Shower Cap” un gorro de baño provoca una rápido cambio de pareja. Y en “Room Service” una camarera de habitación fantasea con los disfraces para estimula una relación muerta.

La acción ha generado casi 10 mill de entradas en google para la WEGO y un Yellow Pencil para Ogilvy & Mather Taiwán en la útlima edición del D&AD. Estos resultados premian el desparpajo de una marca que se ha atrevido a contar su historia sin dejarse nada fuera.

Estándar